gavetero-armani-1

    4

    Imagen principal: Apartamento en el complejo Blue Jacktar en Puerto Plata. Interiorismo realizado por Wilna Rodríguez, fotografía de Harold Lambertus.

    Aprovechar los espacios para agregar elementos de formas redondas o irregulares, jugar con texturas y tonos tierra, genera un sentimiento de bienestar para quienes habitan en este tipo de ambientes.

    Aquellos interiores en los cuales destacan un mobiliario que recuerda la frescura de los bosques o la quietud de las rocas, siempre te harán sentir en casa, pues la tierra es nuestro primer hogar. A continuación te presentamos 8 diseños de mobiliario inspirados en la naturaleza…

    Mobiliario que evoca la naturaleza

    Por parte de la reconocida empresa italiana Natuzzi, encontramos entre sus colecciones el sillón doble wave de la diseñadora Nika Zupanc. El acolchado del asiento y el respaldo están compuestos de eucafeel.

    La mesa de centro del diseñador Marcel Wanders para la colección Adam está fabricada con una mezcla de piedra y madera.

    Esta lámpara de mesa color verde hoja y de forma irregular llamó nuestra atención por sus bellas líneas curvas y su relieve brillante. Está hecha de acero y vidrio.

    El taburete tipo puff de patas de madera y tejido en lana, junto con la lámpara, forman parte del catálogo del Mercader de Venecia.

    En Tessa Home encontramos diferentes muebles de madera y acabados naturales. A la izquierda elegimos el aparador de la línea Copat fabricado en madera de mango. A la derecha, una coqueta mesita de noche en madera de abeto tallada que ofrece una estética muy cuidada, pero a su vez llamativa y elegante.

    La pantalla plegable de metal de Studioparisien nos recuerda los cristales de la sábila por su acabado en obsidiana verde. Así también se puede apreciar el sofá Pantera, inspirado en el felino, por las elegantes formas del animal tumbado con gracia.

    Curiosidad: la tendencia de aplicar un concepto que evoca la naturaleza en interiorismos tiene su base en el término biofilia, que explica cómo traemos de forma innata nuestra atracción por los elementos naturales.

    »[La biofilia] es la pasión por todo lo viviente, es una pasión y no un producto lógico, no está en el «Yo» sino que es parte de la personalidad.’’ –  Erich Fromm, psicoanalista alemán