pexels-pixabay-271648

Entrevista: Laura Olivo │ Fotografía: Robert Vásquez │ Estilismo: Mariela Peña │ Maquillaje: Avis Vásquez, para Revista Aldaba edición no.90

El desarrollo de su práctica profesional en la actualidad fluye entre el exterior y el interior del país. Una mente adaptada al cambio, accionada por la creatividad y por la fidelidad a lo estético. Las obras de Jean Santelises toman forma con su contexto y su función, una arquitectura que respeta los materiales, que juega con la luz, los colores y las dimensiones.

En sus interiorismos percibimos la modernidad, lo citadino se torna empático y abrasador cuando lo fusiona con piezas de valor cultural; el arte convive en sus composiciones como núcleos activos del ambiente creado.

Jean es un creativo fiel a sus ideas y transmite en sus conversaciones destellos constantes de curiosidad por lo nuevo, pero sin desmeritar lo ya establecido.

Jean Santelises es arquitecto con maestría en The Architectural Association (AA) en Londres y con una carrera desarrollada a nivel local y en el extranjero. ¿Qué impacto representa para ti, que naciste en república dominicana, ejercer tu carrera en lugares extranjeros? ¿Cómo te ha resultado la conexión con ciudadanos diversos?

New York es una ciudad internacional, es una ciudad del mundo y ser de un país tropical exótico en una jungla de cemento y vidrio da un aura energizante. Cuando me reúno con clientes, proyectan esa imagen de playa y calidez. Con esa visual, ya estamos del otro lado. Mis experiencias de vivir en varios países con historias diferentes me ha ayudado a poder conectar con todo tipo de persona; siempre estoy consciente en toda conversación que existen diferentes tipos de culturas y pensamientos que afectan cómo los individuos usan y leen el espacio.

El ser humano que habita el espacio es una línea clara para tu inspiración y un punto de partida. ¿Qué otros parámetros dan inicio a tu conceptualización creativa?

En todo proyecto busco cuál es la idea ancla, la esencia del diseño específico para siempre tenerlo como referencia. Soy fiel en creer que los espacios deben consumirse no solo con la vista, por ende, la experiencia de cada requerimiento o función es tan importante de cómo se ve. Muy importante también es el entorno donde se desarrolla el proyecto, sus influencias próximas, el ambiente natural, el clima, el vecindario en la ciudad.

Los requerimientos de arquitectura o diseño interiorista en el caribe son distintos a los de Norteamérica… ¿Qué materiales “endémicos” puedes dejar pasar de tus trabajos locales a los del extranjero? quizás pueden ser sellos muy propios de Jean Santelises en su catálogo de trabajo

Yo tengo una visión muy cálida de lo que es arquitectura moderna, y se lo debo a haber crecido en República Dominicana. Mientras más le doy cabida a mi origen, mejores han sido los resultados de los proyectos. Las técnicas de construcción son muy diferentes entre un país y otro, los reglamentos también, pero trato de desarrollar proyectos donde las texturas, el color como acento y los materiales naturales son siempre parte de mi catálogo.

“Yo tengo una visión muy cálida de lo que es arquitectura moderna, y se lo debo a haber crecido en república dominicana. mientras más le doy cabida a mi origen, mejores han sido los resultados de mis proyectos”.

El diseño comercial es parte de tu oficio. ¿Cuáles proyectos han sido de relevancia para ti en tu carrera en esta área? ¿Cómo puede para ti, como diseñador, conectar una marca con su espacio?

Lo más excitante ha sido que en los proyectos comerciales más recientes que hemos trabajado, ha sido primero un ejercicio de interpretar los valores y misión de la marca, y de ahí crear un idioma único y propio. Diría que todos los aspectos del diseño tienen la capacidad de ser un reflejo del “brand”. El “mood”, el nivel de accesibilidad, la audiencia
específica son todos componentes que podemos definir con arquitectura.

Estamos diseñando un concepto nuevo de ‘convenience store’ para unos clientes en Houston Texas (un híbrido entre un Cibo Express como en los aeropuertos y un Dean and Deluca como había en NY). En la carretera este tipo de parada es un respiro, un break de la monotonía del viaje, y que mejor visual que andar en un convertible con el pelo suelto, lentes oscuros, capota abajo disfrutando del momento. Unimos la energía de esa experiencia, las formas curvas y sexy del convertible, los colores vivos y llamativos con el concepto original que tenían los clientes de explorar lo orgánico y el “feel” del “farm to table”.

Primero creamos el lenguaje visual y ahora estamos aplicándolo al primer local… tenemos más de cinco locales vistos en Houston y estamos empezando a explorar lugares como NY y Santo Domingo. Yo soy adicto al chocolate. Y que felicidad fue trabajar con Kahkow para crear la imagen de su primera tienda internacional fuera del país. En Brooklyn tuvimos la oportunidad de definir un lenguaje moderno, cálido y con raíces claramente dominicanas. Fue tan ‘successful’ el diseño que luego remodelamos su tienda original en el BlueMall.

¿Cómo definirías tu línea de trabajo; lo relacionas con algún estilo tradicional del diseño? 

Abrazamos el modernismo cálido con una conexión a materiales y el paisaje natural, expandiendo sutilmente los límites tradicionales del diseño. Tiendo hacia una paleta cálida y clara, usando colores y patrones para iluminar el espacio. Los detalles de nuestra firma son divertidos e inventivos, con atención a la calidad y la textura del material. Nos esforzamos por crear un sentido de lugar envolvente que desafíe las ideas preconcebidas de la arquitectura moderna.

Jean Santelises, según tu criterio, ¿cómo incide el buen diseño de un espacio en el bienestar del ser humano que lo habita?

El buen diseño de un espacio afecta todo lo relacionado al bienestar del ser humano y agregaría que también del medio ambiente. El espacio en que vivimos, consumimos y compartimos moldea nuestras actitudes, niveles de energía y/o tranquilidad, e incluso el comportamiento hacia los demás. En nuestra práctica, tomamos muy en serio nuestra responsabilidad sobre cómo nuestro trabajo influye al individuo y la comunidad.